miércoles, 26 de diciembre de 2012

Cata de Navideñas - La Crónica (I)


Papel de regalo, polvorones, música navideña; si a esto añadimos una carpa y una fuente de calor tenemos el ambiente perfecto para festejar la Navidad rodeado de amigos...

Bueno, hay algo más que encajaría muy bien en esta escena, unas cuantas cervezas invernales con las que entrar en calor, mojar los polvorones y colorear la música. Y además algo tendremos que envolver con ese papel de regalo.

En esta ocasión decidí aparcar un rato mi fanatismo por las negras y poder así mostrarles una mayor variedad de cervezas de las que podríamos considerar "básicas" dentro del amplio catálogo de navideñas.

Como muchos ya sabéis, las cervezas de Navidad no pertenecen a un estilo concreto, pero suelen tener en común una mayor graduación alcohólica y el uso de especias en sus recetas, además de etiquetas con motivos navideños.


Con "Zat You, Santa Claus?" de Louis Armstrong sonando de fondo comenzamos la fiesta abriendo el paquete que contenía las botellas de Samuel Adams Winter Lager, una bock de trigo que se elabora desde 1989, bastante suave (5,6%) pero con unas especias muy cuidadas: jengibre, piel de naranja y una mezcla de canelas de Indonesia y Vietnam cuyo aroma se impone a las otras dos.

Samuel Adams es uno de los padres de la independencia de Estados Unidos. En 1773 participa en el Motín del té (Tea Party) cuando, disfrazados de indios, los patriotas destruyen un cargamento de té que había sido gravado con excesivos impuestos para los consumidores de las colonias.

El fundador de la cervecera escogió el nombre porque al igual que él, Samuel Adams era de Boston y elaboraba cerveza casera continuando con su tradición familiar.


De una Winter Lager pasamos a una Winter Ale, era la excusa perfecta para recordar algunas cosas de otras catas como los tipos más comunes de fermentación.

6,5 grados tiene esta oscura Winter Ale, cremosa y dulzona con aromas a uvas pasas o anís y sabores como el caramelo, el café o el toffe (caramelo de mantequilla). Elaborada por St. Peters, la cervecería fundada en 1996 en una gran casa de campo de Suffolk (Sureste de Inglaterra) por un profesor de marketing. La forma de sus botellas con una estética antigua, en especial la oval, se han convertido en su seña de identidad.

Después dimos un gran salto geográfico y de graduación para viajar al pueblo de Binche en Bélgica y encontrarnos con los 9% de la Spéciale Noël dominada por el aroma y sabor a anís, cálida sin duda, pero mucho menos de lo que cabría esperar, con un alcohol muy camuflado; el azúcar añadido le da ese toque típicamente belga combinado con un aroma floral presente en todas las cervezas de la casa. La Binchoise se fundó en 1987 en una maltería del siglo XVIII situada frente a la muralla medieval que protegía al pueblo de Binche, famoso por su antiguo carnaval. Por este motivo el símbolo de la cervecería son dos máscaras.

Y llegó el momento de apagar la luz y vendarse los ojos. Tenía curiosidad por saber si después de varios talleres eran capaces al menos de intuir el color de la cerveza con la ayuda de su nariz y sin la influencia de los demás, ya que no veían quien más tenía levantada la mano cuando preguntaba: "¿Rubia? ¿Oscura?" Me alegré mucho al ver que la mayoría acertaba, así que cogí carrerilla y me lancé a preguntar aromas. La venda hizo maravillas agudizando el olfato y empezó a surgir regaliz, anís, alcohol, pasas y lo mejor de todo, a muchos nos olía nada menos que a roscón de reyes, por ese toque al agua de azahar. ¿Podía haber algo más apropiado para esta cata?
 
Het Anker ("el ancla") presume de ser la cervecería más antigua de Bélgica y entre su larga historia destaca el haber ayudado a muchos trabajadores a escapar del III Reich inflando sus contrataciones durante la 2ª Guerra Mundial. En los años 60 crean la marca "Gouden Carolus" (así llamaban a las monedas de oro de Carlos V), y bajo esta denominación se encuentra la Gouden Carolus Christmas de 10,5% que se elabora en agosto y se deja madurar hasta las siguientes Navidades y para la que usan 6 hierbas y especias diferentes. Es llamativo que se dejara de fabricar durante 38 años, hasta que la resucitaron en 2002.

Era el momento de hacer una pausa para reiniciar los sentidos y prepararse para lo que vendría después. 

Pausa que también haremos nosotros.

¡Próximamente el post de la segunda parte de esta cata!

miércoles, 19 de diciembre de 2012

Dark Horse - Plead The 5th Imperial Stout (en Growler)


Me temo que ya empieza a ser conocida mi lentitud a la hora de beber cerveza, lo cual supone muchas veces una bendición, pero desde luego es un problema cuando vas a la caza de barriles. 

Afortunadamente y para mi regocijo ahora podemos llevarnos la cerveza en una botella con cierre mecánico o una cantimplora (tupper o growler, para los entendidos), gracias a esta nueva moda, en la que han tenido mucho que ver los Brewdog, ya no tenemos que observar cómo nuestro tabernero favorito eleva una de sus cejas mientras calcula nuestro nivel de embriaguez, porque rellenar una botella directamente del grifo se ha convertido en algo "normal", al menos dentro de nuestro microcosmos cervecero.

Como muchos ya sabéis, una misma cerveza varía bastante de botella a barril, el barril es como escuchar una versión de una canción que te gusta mucho, como escuchar a Metallica en los cellos de Apocalyptica, o la versión acústica de ese disco de metal cañero, mismo fondo pero con distintos matices, no tiene por que ser ni mejor ni peor, es distinto, y eso es lo que nos vuelve locos a los aficionados a la cerveza, por eso cuando vamos a una cervecería solemos dar prioridad a lo que tienen de barril antes que a la carta de botellas, porque la botella puede que la tengas en casa, o piensas que la conseguirías en otro momento en una tienda y a mejor precio.

Pero el barril... ese sólo está ahí y ahora, aunque actualmente contamos con la inestimable opción de llevarla a casa en una botella directamente del grifo.

Y eso fue lo que hice el otro día en el bar "La Tape", pedirle a Iacopo que me llenara un "Táper-Beer" (así es como lo llaman allí) de esta deliciosa y viscosa Dark Horse Plead the 5th Imperial Stout, sólo el nombre ya suena aristocrático.

Dark Horse es una expresión que define a alguien con más habilidades de las que muestra. Un caballo desconocido, por el que nadie apuesta, que gana la carrera para sorpresa de todos. Viene del mundo de las carreras de caballos y se usa sobre todo en política. Nos podemos hacer una idea de lo que Aaron Morse sentía cuando eligió el nombre para su compañía cervecera en 1997.

Plead the 5th ("suplica la quinta") es en efecto la quinta de su "Holiday Stout Series", las otras cuatro son: 

1- One Oatmeal Stout
2- Too Cream Stout 
3- Tres Blueberry Stout 
4- Fore Smoke Stout

"Elaboradas para ayudarte a pasar el frío y gris invierno del Medio Oeste".

La última de la serie es tan negra y espesa como el alquitrán, con espuma marrón café y que huele y sabe a Imperial Stout (o al menos a lo que en mi mente se etiqueta como tal) puede que esto suene obvio pero os aseguro que no lo es tanto en una época como ésta de mezclar y retorcer estilos.

Podemos encontrar aromas como anís, café, regaliz, e incluso un toque ahumado al exhalar aire por la nariz (retronasal).

Su sabor es dulce, cafetoso, achocolatado y licoroso, con una calidez clara pero nada excesiva y un postgusto largo a maltas torrefactas. Y todo ello en un perfecto equilibrio, donde sus 12% no destacan más de lo deseable.

Es, sin lugar a dudas, todo lo que se puede esperar de una Imperial Stout, una absoluta delicia.

martes, 11 de diciembre de 2012

Cata de Cervezas Navideñas con Ágora




El Lugar: La carpa del Bar Torres en Valmojado (Toledo)

Inscripciones a través del correo de la Asociación Cultural Ágora Valmojado (agoravalmojado@gmail.com)

Como ya sabéis los que habéis asistido a alguno de los Talleres anteriores de Ágora, el precio es lo que cuesta el material ya que la asociación se basa en el intercambio cultural y no tiene ánimo de lucro.

Además tendremos bastantes novedades, tanto si no has asistido nunca a una cata como si ya eres "veterano", no te lo debes perder, te sorprenderá.

jueves, 29 de noviembre de 2012

II Finde Fondo de Armario (#FFdA)


Uno de los duros retos a los que tiene que enfrentarse un aficionado a la cerveza es el de elegir cuando ha llegado el momento de abrir esa botella que por su precio, rareza o motivos personales, se ha convertido en "especial".

Yo padezco de este mal desde hace bastante tiempo, y de hecho uno de los motivos que me llevaron a abrir este blog, fue precisamente el de buscar una excusa para abrir esas cervezas especiales, que en mi caso, representan casi la mitad de mi "armario".

Joan del blog Birraire acudió en nuestra ayuda con su #FFdA (Finde Fondo de Armario), del que se ha celebrado ahora la 2ª edición, y que representa una ocasión perfecta para que la "comunidad virtual cervecera" presumamos de cervezones. Encontraréis más información del  evento en su blog.

Y ahora pasemos a mi elegida:

#100 de Nogne

Nuestra historia: 

Para celebrar la elaboración número 100 (batch 100), Nogne sacó una cerveza de edición especial, usando maltas Maris Otter, y Chocolate además de trigo y lúpulos Columbus, Chinook y Centenial, lo previsto era no repetirla pero su éxito la convirtió en una cerveza más de su catálogo habitual.

Hace 3 años, en 2009 la Cerveteca de Barcelona puso las Nogne a mitad de precio durante un tiempo muy limitado, así que aproveché la ocasión y me hice con 2 Dark Horizon, 4 Imperial Stouts y 4 #100. Varias noches de compadreo, música, lecturas varias y alguna cata comparada habían reducido mis existencias a una Dark Horizon (que no me gustó en su momento y he decidido dejarla reposar unos 10 años más) y esta #100.

Se elaboró el 28 de Mayo de 2008 en Grimstad (Noruega), el año siguiente llegó a las estanterías de la Cerveteca de Barcelona para ser adoptada por mí en octubre de 2009. 

Desde entonces se alojó en el salón de mi piso (que dicho sea de paso era al más puro estilo cuéntame), allí estuvo hasta las navidades de 2011 que abandonó Barcelona para viajar hasta Valmojado (Toledo) en el interior de una furgoneta de alquiler. 

Ya en Valmojado la acomodamos convenientemente en un rincón de la nevera para ser consumida inminentemente, pero pasaron los meses (11 concretamente) y nunca me decidía a abrirla. 

Por eso me la tomé a la salud del gran Joan y su genial idea.


La cerveza:

De color marrón oscuro, como de caramelo líquido y la espuma de un café, esta cerveza de 10 grados de alcohol y 80 ibus tenía pinta de envejecer bien, he estado revisando las notas que tomé de ella en ocasiones anteriores y siempre hacía referencia al aroma resinoso, es decir que el lúpulo estaba muy presente. 

Pero cuatro años han cambiado bastante a esta cerveza y para mi gusto a mejor, ya que el lúpulo está totalmente domado y en su lugar aparece algo nuevo y que valoro muchísimo en una cerveza, el oxidativo que tanto recuerda al jerez y que combina a la perfección con los aromas de pasas, toffe, azúcar, galletas y el café que sale al exhalar aire por la nariz.

Con Kjetil, maestro cervecero y cofundador de Nogne, en el BBF.
Su sabor es cálido, como se espera de una Barely Wine y nuevamente la antigua obviedad del lúpulo es más sutil y deja paso a sabores maltosos y dulces, con una deliciosa combinación entre las uvas pasas y la calidez del alcohol.

En resumen, es otra cerveza, muy distinta a como era la primera vez que la probé y me alegro de haberla reservado el tiempo suficiente, lo que me da la esperanza de poder encontrar algo realmente bueno en la Dark Horizon, pero de momento tendrá que esperar a otro FFdA. 

miércoles, 21 de noviembre de 2012

Crónica de la Cata de Petróleos en Cervezorama 2.0


La trastienda de Cervezorama fue el escenario de una nueva cata de Petróleos, no es un espacio grande pero resulta muy acogedor, rodeado de estanterías repletas de botellas de distintos tamaños formas y colores.

Al ser un grupo más reducido aprovechamos para poner en práctica un pequeño experimento:

Primero repartimos una venda de tela a cada participante, con la que se taparon los ojos, luego, con un poco de ayuda fueron sentándose en torno una mesa.

De fondo sonaba el crepitar de un fuego y la música de Scheherezade de Rimski Kórsakov.


Tras una breve introducción, servimos dátiles en unos platos, el objetivo era saber qué tenían delante sólo con su olfato.

Después repetimos la operación con chocolate negro, ésta vez no hizo falta ni acercárselo pues más de uno lo reconoció en cuando abrimos la caja.

Mientras saboreaban a ciegas los dátiles y el chocolate, fui narrando un pequeño texto sobre estos dos productos.

Luego se le dio una copa a cada uno y servimos la primera cerveza, la pregunta era a qué estilo pertenecía. A pesar del nivel de los asistentes, ninguno acertó, la sorpresa vino al quitarse las vendas y descubrir que se trataba de una Samuel Smith Imperial Stout, conocida por todos.

Es poco habitual encontrarse algo "tan común" en una cata de cervezas  "especiales", por eso quería ver qué opinaban de ella sin saber de antemano cual era, pues muchas veces infravaloramos las cervezas que bebemos más habitualmente en comparación con otras más caras y exclusivas y es "a ciegas" cuando recuperan todo su valor.

Continuamos con la Flow (2ª edición) de Guinea Pigs! (ya con los ojos descubiertos) y aprovechamos que estaba Ernesto para que nos contase él mismo cómo la habían elaborado, que diferencias había con respecto a la edición anterior y en qué consistía el proyecto Guinea Pigs!.

Después probamos Reserve Special Black Ale, de Dark Horse (7,5%), "concebida en una habitación poco iluminada, en una noche fría y borrascosa".

Luego abrimos unas Old Viscosity de Port Brewing (10,5%), "densa como el aceite del carter de una cosechadora".

La siguiente cerveza fue una agradable sorpresa ya que lo previsto era BORIS de Hoppin' Frog (una cerveza fantástica) y en su lugar tuvimos a su hermana mayor D.O.R.I.S. "the Destroyer" (Double Oatmeal Russian Imperial Stout), menos frecuente, más intensa e igual de compleja si no más.

Pero quizá el plato fuerte para muchos era lo que venía a continuación, Yeti, de Great Divide (9,5%), una cerveza clásica para los amantes de las Imperial Stouts y que desgraciadamente ya no llega a España (de hecho sólo distribuirán a 15 de los 50 estados que tiene EEUU).

Buscamos aromas, vimos algunos trucos de cata para exprimir nuestros sentidos, y hablamos de cosas como la memoria del olfato, o de cómo influye el lúpulo en el envejecimiento de una cerveza. Y todo esto acompañado de distintos chocolates rusos.

Lo mejor, como siempre, la compañía, de los que aprendí un buen puñado de  cosas y con los que espero compartir más tardes como esta.



martes, 6 de noviembre de 2012

Cata de Petróleos en Cervezorama 2.0



El Lugar: la trastienda de Cervezorama (C/ San Andrés, 29, Madrid)

Inscripciones en la misma tienda, en el Facebook de Cervezorama, en su correo electrónico (cervezorama@gmail.com) o por teléfono (915 919 523)

Las cervezas elegidas para esta ocasión serán:


- Reserve Special Black Ale - Dark Horse

- Yeti Imperial Stout - Great Divide

- Flow Ipaporter (2º Lote) - Ginea Pigs!

- Old Viscosity - Port Brewing

- B.O.R.I.S. The Crusher - Hoppin' Frog


Ven a disfrutar con esta revolución de aromas, sabores y sensaciones!

martes, 16 de octubre de 2012

Moose Islay (Nómada)



(...) Cogimos un barco para asistir a un festival de cerveza que estaba al otro lado del río. Nos bajamos en un resort turístico, puerta con puerta del festival, pero estaba todo vallado. Quedaba una sóla barca por pasar pero tenía un asterisco y estaba todo escrito en danés. 

Hacía mucho frío y el resort sólo abría en verano, así que nos resguardamos los tres con unas mantas que había por allí. 

En esta situación dibujamos la receta.

Encontramos una barca medio espachurrada y llena de agua como última salida. Al final nos rescataron y llegamos al festival dos horas tarde y completamente calados, pero con la Moose Islay."

Así se engendró esta cerveza según me contó Javier Aldea, los otros dos protagonistas de la anécdota son, como ya habréis imaginado, Sami de Humala y Ramón de Cervezalandia, juntos forman el proyecto Nómada.

La primera vez que la probé fue en julio, en Noblejas, todo un privilegio, ya apuntaba maneras pero le faltaba madurar un poco más; después a finales de septiembre la probé nuevamente de barril en el Kitsch de Vitoria, y se le notaba una clara mejoría, mucho más aromática, más compleja.

Pero no la conseguí en botella hasta hace unos días, para catarla tranquilamente en casa, sin ruidos, sin jaleo, sin prisas, solos ella y yo, que es como más confío en mi opinión.

Detrás de esta simpática y elegante etiqueta, de un gato disfrazado de alce (moose significa alce), se esconde una Imperial Stout de 13,5%, con aromas tan dispares como la salsa de soja, vainilla, regaliz o vino quinado (como la "Quina Santa Catalina") entre otros. Pero su punto fuerte es el sabor, donde encontramos especias, como canela, gengibre o anís, además del cacao y la madera, con un final dulce y cálido.

Su aspecto es intachable, abundante espuma marrón, algodonosa que nos deja bonitos dibujos al adherirse a nuestra copa, el color es prácticamente negro, como se espera de una Imperial Stout.

Fue elaborada en las instalaciones de "la micro" de Sabadell (Or i Plata Cervesers) y como ingrediente, además de la vainilla y el azucar mascabado (un azucar de caña sin refinar) han usado Lagavulin, un whisky "single malt" de 16 años de la isla escocesa de Islay.


En definitiva, es una cerveza que se sale de lo común, especialmente en el panorama de aquí, me ha recordado a alguna Struise, sobra decir que eso es muy bueno.


Tengo que añadir que me esperaba todavía más, sin que esto signifique en absoluto que no sea una grandísima cerveza, que lo es sin duda, quizás sea simplemente que después de la Royal Porter a la taza, y de otras cervezas de Nómada, mis expectativas estaban a un nivel extraordinariamente alto, esperaba más intensidad aromática, un alcohol un poco más integrado y aún más originalidad, es decir que esperaba algo legendario.

Al final he tenido que conformarme con una de las dos o tres mejores cervezas que yo haya probado de este país.

Aunque quién sabe, puede que si la dejamos madurar los cinco años que recomiendan...

lunes, 8 de octubre de 2012

Crónica de la Cata de Petróleos en el Manneken Beer




Hacía mucho tiempo que quería visitar el Manneken Beer, una de las cervecerías de referencia de nuestro país, y qué mejor excusa para viajar a Pamplona que organizar con ellos una "Cata de Petróleos".


Esta tuvo lugar el pasado 27 de septiembre por la noche, el momento natural de este tipo de cervezas.

Iker y Eneko nos tenían preparada una sorpresa en forma de bizcocho emborrachado con la Janis Porter de Naparbier, regado con una reducción de esta misma cerveza y con granitos de malta por encima.

Mientras los presentes disfrutaban del bizcocho, hicimos un breve recorrido por el proceso de elaboración y los ingredientes básicos de una cerveza, apoyándonos en unas muestras de maltas y lúpulos que nos proporcionaron generosamente los chicos de Naparbier y que pudimos olfatear junto con unos granos de café, aroma habitual en el tipo de cervezas que íbamos a catar.

1. Comenzamos con la Old Engine Oil de los escoceses Harviestoun (6%) que haciendo honor a su nombre (aceite viejo de motor) resultó oscura y espesa, pero también suave aunque con un final seco. Aromas a café, cuero, regaliz...

2. Después le tocó el turno a una cerveza catalana, Norai de Zulogaarden (7%), bastante lupulizada, como caracteriza a los Zulo. Resinas, café, chocolate, son algunos de los aromas que encontramos.

3. La tercera fue la Stout de De Dolle Browers (9%), elaborada por estos belgas solo un par de veces al año y que sorprendió a muchos por su acidez. Es increíble como evoluciona en la copa, quizá la más interesante en este aspecto. Entre los aromas que aparecieron estaban miel, plátano, manzana...

4. Tratandose de una cata de petróleos no podía faltar una americana, así que la siguiente fue la Old Viscosity de Port Brewing (10%) de la que un 20% pertenece a una edición anterior madurada en barricas de bourbon. La gran diferencia entre su aroma y sabor fue una sorpresa para muchos. Entre sus aromas aparecieron tabaco, aceitunas negras, café, regaliz...

5. De California pasamos a Holanda para abrir la que para mí es la mejor Imperial Stout de De Molen, Hel&Verdoemenis (Infierno y Condenación) (10%), a la que le encontramos aromas a cacao, café, whisky, oporto, pasas, resina...

6. Dejamos la joya para el final, 18% de Imperial Stout, una de mis cervezas preferidas y creo que la que más gustó a la mayoría de los presentes, la Tokio* de Brewdog; elaborada con jazmín, arándanos y chips de roble, sorprende lo bien integrado que está el alcohol y sobre todo la inmensa compejidad de aromas y sabores: moscatel, licor, pasas, cítricos, bayas, moras, caramelo y podríamos seguir así un buen rato.


Mientras disfrutábamos sin prisas de cada cerveza, hablamos sobre algunas curiosidades de cada una de ellas y de los cerveceros que la elaboran (en este aspecto Brewdog es una mina) y de cosas tan dispares como técnicas de cata, barricas, catas comparadas, la forma de aumentar la graduación alcohólica o sobre aquellas primeras cervezas con las que entramos en este mundo.

También hablamos del momento que vive la cerveza artesana, en especial en España, y de la importancia de valorar lugares como el Manneken, que en medio de un mar uniforme y aburrido se convierten en auténticas islas del tesoro para los que disfrutamos con una buena cerveza.

Me gustó especialmente ver que casi todas las copas quedaban vacías petróleo tras petróleo, algo muy a tener en cuenta en una cata más bien extrema con cervezas intensas en aroma, sabor y graduación alcohólica.

Disfruté mucho con las preguntas y comentarios de los asistentes, que añadieron interés al evento, sobre todo con los aromas y sabores que encontraban en cada copa.

Estoy especialmente agradecido del cariño con el que me trataron los 25 participantes, prestándome su atención y simpatía en todo momento y a los que espero haber hecho pasar un rato agradable.

jueves, 4 de octubre de 2012

Próxima Feria de Cerveza Artesana de Colmenar Viejo

Esto cada vez se va pareciendo más a Cataluña en cuanto a ferias y panorama cervecero, primero fueron dos mini-ferias, una en la cervecería "L'Europe" de Madrid y otra en "El Ambigú" de Toledo, después el AMCA en la Casa de Campo de Madrid, más tarde Noblejas (Toledo) y luego El Milagrito en Montemayor de Pililla (Valladolid). 

La próxima es la Feria de la Cerveza Artesana de Colmenar Viejo (Madrid), el 20 y 21 de octubre de 11 a 23h (ambos días) donde podremos encontrar 15 micros:

- Mammooth
- Far West
- SON
- Dougall's
- El Oso y el Cuervo
- Yria - Guinea Pigs!
- Medina
- Casasola
- La Milana
- Las Llaves de San Pedro
- La Cibeles
- Naturbier
- Veer
- Lest
- Menduiña

El lugar es el parque "El Mirador" en Colmenar, podéis encontrar más información en la web de Cervezas Lest.


También recordaros que el viernes 19 de octubre a partir de las 18:30 se celebrará la Fiesta de Inauguración de la Nueva Fábrica de Domus.

La primera consumición será gratuita y las siguientes a muy buen precio tal y como indica el cartel, y en facebook informan de que en el Hostal Cisneros, Hotel Abad y Hostal Bisagra habrá precios especiales indicando que vienes a la inauguración de Domus. 

Además tendremos autobuses urbanos para ir a la fábrica en la línea 94 y hasta las 22:00, también de vuelta al centro. 

Así que los que tengáis pensado acercaros por estas tierras podéis aprovechar el programa completo, viernes en Toledo y sábado y domingo en Colmenar.

viernes, 28 de septiembre de 2012

PARADOX - Cata comparada


El Jardín del Petróleo


Aprovechando que Rodrigo de "El Jardín del Lúpulo" venía a Madrid con motivo de una quedada bloguera, decidimos organizar una cata comparada con 3 Paradox distintas, que tenía reservadas desde hacía tiempo a la espera de un compañero que las disfrutase conmigo.

Las Paradox son una serie de Imperial Stouts de Brewdog, en las que (teóricamente) mantienen la misma cerveza pero variando la barrica en la que se madura.

Entre las más de 20 versiones distintas que existen hasta la fecha (Mcallan, Springbank, Longorow, Grain, Speyside, Glen Grant 1970, Port Dundas, Isay, Invergordon 1965...), nosotros hemos tenido acceso a tres:

Isle of Arran, Jura y Smokehead, el apellido de cada Paradox corresponde con el nombre del whisky que envejeció en la barrica en que ahora maduran estas cervezas.


Paradox Isle of Arran (10%)

Tiene el aroma más interesante de las tres, muy dulce, a mermelada de fresa, galletas, tabaco, malta... quizás algo empalagosa.

En boca es seca, con menos cuerpo y de sabor más suave que las otras, todo lo contrario de lo que parecía indicar su aroma. Podemos encontrar sabores a uvas pasas, galleta...


Paradox Smokehead (10%)

Es completamente distinta a las otras dos, menos compleja y con menos matices, prácticamente todo está dominado por el humo de turba que recuerda al whisky. En boca a parte del ahumado, podemos encontrar café e incluso un toque salado. Tiene el postgusto más largo de las tres. Lo más parecido sería una "whisky beer" (1488, St. Peters...).


Paradox Jura (15%)

La primera pregunta que nos hicimos con ella es ¿Por qué tiene 5 grados más? Pues parece ser que adaptaron la receta para que encajase mejor con la barrica de whisky Jura, y aunque el resultado es fabuloso, hubiésemos preferido que entre las tres sólo variase la madera, por aquello de la exactitud de la cata comparada.

Su aroma es avinado, a pasas y con un toque cítrico y aunque muy complejo, me pareció inferior al de la Isle of Arran. Pero su sabor supera ampliamente a las otras dos, dulce, muy intenso y variado, Pedro Ximenez, caramelo líquido, nueces, alcohol...


En resumen, la Isle of Arran es la más "suave" de las 3, con un aroma fantástico, aunque su sabor pueda decepcionar un poco esas espectativas.

La Smokehead nos pareció la menos interesante, sólo recomendada para los amantes del ahumado de turba, y quizá para bebedores de whisky.

Y la Jura es mi preferida, un buen aroma, un sabor increible, muy superior al resto aunque puede cansar a quienes prefieran cervezas menos intensas. Me ha recordado a algunas de mis cervezas favoritas como la Tokio o la Black Hole Tequila, quizá por ese toque cítrico.

Si visitáis "El Jardín del Lúpulo" podéis leer la otra opinión de esta misma cata.

Y no olvides "servirla a temperatura ambiente, a no ser que vivas en un iglú."


Extra: La vida de una barrica de whisky de Brewdog

*(Traducción de la etiqueta de una Paradox Jura).

1 - Hace mucho tiempo una bellotita se transformó en un robusto roble.

2 - El roble se convirtió en una barrica por obra del hombre.

3 - La barrica se usó para madurar bourbon americano; del roble se desprendían aromas maravillosos.

4 - La barrica atraviesa un peligroso viaje por mar a través del Atlántico, y escapa por poco de las garras de las tormentas, los calamares gigantes y los piratas.

5 - A salvo en la destilería escocesa, se usa para madurar el mejor whisky, añadiendo intensidad y carácter a los aromas inculcados en el roble.

6 - La barrica llega a Brewdog, donde la rellenamos con nuestra imperial stout. El proceso de envejecimiento infunde todos los aromas del whisky y enaltece el recorrido de la barrica con nuestra suave y robusta stout, el resultado es una aventura de sabor sin igual para el afortunado humano que acceda esta obra maestra finalizada.

¡Ahora tú puedes ser ese afortunado humano!

jueves, 20 de septiembre de 2012

Cata de Petróleos en Pamplona


El día 27 de Septiembre a las 21:00 h, se celebrará una nueva "Cata de Petróleos", esta vez en Pamplona, en la que es desde hace años una de las mejores cervecerías de Navarra (si no la mejor), el "Manneken Beer".

Probaremos seis cervezas muy distintas entre sí, que son el orgullo de sus respectivas casas:


- Harviestoun Old Engine (Escocia)

- Zulogaarden Norai (Cataluña)

- De Dolle Stout (Bélgica)

- De Molen Hel & Verdoemenis (Holanda)

- Port Brewing Old Viscosity (USA)

- Brewdog Tokyo (Escocia)


Será un tsunami de aromas y sabores que hará las delicias de los amantes de la oscuridad.

Si te gustan las cervezas intensas, no dudes en apuntarte y no olvides traer una linterna, cuchillo y tenedor.



El precio será de 15€ y para apuntarse hay que mandar un correo a la dirección "info@mannekenbeer.com" o acercarse a la misma cervecería.

domingo, 16 de septiembre de 2012

1ª Feria el Milagrito



Después de un mes de trabajo y estudio intensivo vuelvo con vosotros para relataros nuestras peripecias por la Feria de El Milagrito.

La feria se celebró el 8 de septiembre en Montemayor de Pililla, un pequeño pueblo de Valladolid, de unos 1000 habitantes que se volcaron con el evento.

Tras la ronda de saludos, reencuentros, abrazos y risas nos dirigimos apresuradamente a buscar a los Guinea Pigs para probar esa McCui de la que todos hablaban, espoleados por el miedo de que ya se hubiera acabado.

Con el agradable dulzor de la nueva cobaya en nuestros paladares, nos juntamos con algunos amigos para comernos unas pizzas con lúpulo, una prueba más de que los hosteleros se implicaron con la feria.

Cosas a mejorar fueron el sistema de limpiar los vasos, muy original lo de usar un camión de bomberos pero era prácticamente imposible no calarte con el caudal que salía cuando conseguías encontrar la llave que lo abría.

También cambiaría la ubicación de los bailes regionales, no es que no me gusten, todo lo contrario, pero durante el largo tiempo que duraron ocupaban demasiado espacio, dificultando mucho la movilidad por la feria e incluso tapando por completo algun puesto.

A parte de esto, la verdad es que todo lo demás fue fantástico: organización, afluencia de público, baños, precios, vasos, ubicación, música, ambiente, variedad de cervezas, zona de acampada, atención de la prensa... incluso el tiempo era bueno.

En cuanto a las cervezas, bastante variedad, y algunas novedades, me gustó especialmente contar con la presencia de Reptilian y Popaire, habituales en las ferias de Cataluña pero inéditos para mucha gente del centro y que nos trataron tan bien como siempre.

Pude tomarme de nuevo una Heretic (bueno, más de una) prácticamente el único petróleo de la feria, que estaba todavía mejor de lo que la recordaba y se merece un post a parte.

Como curiosidad petrolífera probé una Black IPA de Wittgenstein Brewery y el Barbas Blow, con un nombre que me encantó "HIPAPÓTAMO Africano", me pareció todavía muy experimental, pero estaré atento a futuras versiones. En el cartel que la anunciaba ponía "En la elaboración de esta cerveza no hay amor ni cariño, sólo un profundo odio hacia el género humano y profunda desesperación".

Otra novedad, más pulida y asentada era la Black Feet, colaboración entre Milana, Sr. Bu y el Barbas de Blow, una Black IPA con un aroma y sabor muy agradables y que conociendo a sus padres seguro que gana personalidad con cada nueva edición.

No encontré más petróleos a parte de estos, pero había grandes alternativas como por ejemplo la McCui (un caramelo hecho cerveza), Maricantana de Bresañ (que estaba en su mejor momento), o la Tinta de Pop de Popaire (que ya es un clásico). 

Y no puedo dejar de hablar del impresionante bizcocho que nos dejó probar Txus de los Laugar, una Imperial Stout achocolatada en forma de bollo, deberían pensar muy seriamente en emular a los monjes trapenses que elaboran quesos además de cervezas, y fabricar bizkotxo a gran escala.

De madrugada a modo de post-fiesta se formó un corro en torno al puesto de Yria-Guinea Pigs rebosante de buen rollo y algunas perlitas cortesía de las cobayas como una "Aún Más a Jesús", de Evil Twin, tremenda Imperial Stout (¡elaborada en CCM!) y que fue el broche de oro para un gran día de feria.

lunes, 3 de septiembre de 2012

Camisetas


Últimamente no estoy posteando mucho, y lo echo de menos, pero estoy en plena época de exámenes y eso es lo primero.

Aunque no he podido resistirme a enseñaros el modelo de camisetas que hemos preparado para llevar puesta en las ferias y demás eventos cerveceros.

(Se ve mucho mejor si la ampliáis pinchando la imagen)


miércoles, 22 de agosto de 2012

Black Damnation - Cata Comparada


- "Vas a ver, esto es petróleo..."

La primera vez que oí la palabra "petróleo" para definir una cerveza fue en el "'t Brugs Beertje" de Brujas y de boca de Jose (La Maison Belge).

Jose es otro gran amante de las cervezas oscuras y fuertes y durante todo ese viaje me "apadrinó" dándome a probar algunas de las que hoy son mis cervezas favoritas. 

Era una "Black Damnation", y es una cerveza que no se olvida, ya había probado un número considerable de imperial stouts (todas las que estaban a mi alcance) pero esto era otra cosa, algo distinto. Y uno de los detalles que la hacían especial era su origen: la mezcla de otras dos cervezas.

Como os podéis imaginar me entraron unos deseos irrefrenables de hacer una cata comparada con las tres, pero no conseguí reunirlas hasta pasado bastante tiempo.

En 2d2dspuma encontré Hel&Verdoemenis y la Black Albert en La Maison Belge, ya sólo nos faltaba la Black Damnation que finalmente consiguó Raul (Bevirra) de no sé dónde, en formato botellón de 75cl. 

Ya teníamos todo, y mientras sonaba música metal de fondo (de ese lento y pesado) nos sumergimos en una viscosa oscuridad...



BLACK ALBERT - Struise

Debe su nombre al rey de los belgas, Albert II, quizá por eso la llaman "Belgian Royal Stout" y aconsejan tomarla con el himno belga de fondo (the brabançonne). 

"Una de entre la docena de ales negras como el infierno, asquerosamente rica en nariz y con un sabor jodidamente enorme."

Esto no lo digo yo (no es mi vocabulario), sino la antigua etiqueta de esta cerveza de espuma abundante y rojiza que nos deja preciosos entramados en la copa según bebemos. 

Con un color negro profundo y un aroma muy complejo y agradable que recuerda a gelatina de fresacerezas, pasas de ciruelas y uvasazúcar moreno, caramelo líquido, muchas especias y todo lo que puedas imaginar.

En su sabor volvemos a encontrarnos con las pasas, las especias y el caramelo, acompañados del terroso de las maltas negras, un cuerpo robusto y a la vez sedosa y aterciopelada.

Es elegante y con un postgusto suave, para repetir una y mil veces.

Tiene 13% y este es el "batch 0" con el que se hizo Cuvée Delphine que es su versión en barrica y de la que ya hablé en otra ocasión.



HEL&VERDOEMENIS - De Molen

Infierno y Condenación. 

"Estamos convencidos de que no probar esta cerveza es un pecado mortal para tus papilas gustativas y tu experiencia cervecera".

Así de orgullosos están los de De Molen de esta cerveza, y no es para menos porque no es fácil destacar entre la decena de Imperial Stouts y similares que tienen (versiones aparte), y esta lo consigue.

Se trata de una cerveza de 10,2% y 99,9 EBUs, totalmente negra, de abundante espuma con burbuja gruesa. Su aroma es cafetoso y achocolatado, licoroso, a brandy y Pedro Ximénez; comparte con la Black Albert las pasas y especias, pero tiene la clara diferencia del aroma resinoso del lúpulo en Hel&Verdoemenis.

Su sabor tiene una entrada dulce, a caramelo y especias que van dejando paso al café, al chocolate negro y al licor, con un final torrefacto y cálido

Puede que sea más carbonatada de lo que cabría esperar, pero lo compensa con un postgusto largo y la textura cremosa que adquiere al añadir la levadura.

Una cerveza por la que vale el esfuerzo recordar su nombre.



BLACK DAMNATION

Black Albert + Hell & Damnation = Black Damnation

De la mezcla de las dos cervezas anteriores nace Black Damnation, entre sus ingredientes figuran agua, malta, levadura, lúpulo, azúcar y "un oscuro giro de la mente".

No estoy seguro de la proporción, en unos sitios hablan de 2/3 BA y 1/3 H&V pero en otros dicen que es un 50%, pensamos en mezclarlas nosotros, para comparar, pero al final nos pareció irrespetuoso.

Esta 1.ª (de una serie de versiones que ya va por la Black Damnation XI), tiene 13%, una espuma anaranjada y un color negrísimo, como era de esperar. 

La Black Albert le aporta los frutos rojos y las pasas a lo que la Hel&Verdoemenis le añade café, chocolate y resina. Comparte con sus padres el aroma a azúcar moreno y el licor, pero también tiene aromas y sabores propios, como zarzamoras y orejones.


En general su aroma recuerda más a la Black Albert, el sabor nos pareció lo más "personal" de ella, quizá porque no predominaba claramente ninguna de las dos, en cambio el postgusto se asemeja más a las notas quemadas de la H&V, pero la Black Damnation es, afortunadamente, menos carbonatada.

Las tres son cervezas impresionantes, pero si tuviese que elegir sólo una, me quedaría con la Black Albert.

Ahora son relativamente fáciles de conseguir, por lo que os animo a repetir la experiencia y contarnos vuestras impresiones.

viernes, 17 de agosto de 2012

La cerveza en Juego de Tronos


Seguro que todos conocéis aunque sea de oídas las novelas de "Juego de tronos", los que hayáis leído alguna seguro que os habéis fijado en que los personajes beben cerveza con frecuencia.

El autor le da bastante protagonismo a la gastronomía en general y podemos deleitarnos con descripciones que nos hacen la boca agua. 

En cuanto a la cerveza la beben para desayunar, para comer y para cenar, en banquetes reales, en el campo o en tabernas de distinta reputación y aunque aparece con frecuencia la mayoría de las veces la frase no pasa de "... y lo regaron todo con unas jarras de cerveza...", pero otras, se entretiene un poco más para nuestro disfrute.

A continuación os pongo algunos de los mejores fragmentos que he ido recopilando en los que aparece nuestro amado líquido:


1º Libro - Juego de tronos:

*(Capítulo de Eddard):

"Robert cogió el cuerno de nuevo, lo llenó de cerveza del barril que tenía en un rincón, y se lo tendió—. Bebe —añadió con tono brusco. 

—No tengo sed..

—Bebe. Tu rey te lo ordena. —Ned cogió el cuerno y bebió. La cerveza era negra y espesa, tan fuerte que escocía en los ojos."


*(Capítulo de Tyrion):

"Probó un trago de la cerveza. Era excelente, oscura y fermentada, tan espesa que casi se podía masticar. Lástima que su padre hubiera ahorcado a la tabernera." 


*(Capítulo de Daenerys):

"La cataplasma de barro era más calmante, y las mujeres de las hierbas le habían preparado también vino de amapolas. Durante los tres últimos días lo había bebido en grandes cantidades. Y cuando no era vino de amapola, era leche fermentada de yegua, o cerveza de pimienta."


*(Capítulo de Jon):

"El Viejo Oso alzó la vista. —Pon el desayuno en la mesa —dijo—. Para beber quiero un poco de cerveza. 

Jon abrió una ventana, cogió de la cornisa la jarra de cerveza y llenó un cuerno. Hobb le había dado un limón, todavía con el frío del Muro. Jon lo estrujó con el puño, y el zumo le corrió por los dedos. 

Mormont tomaba la cerveza siempre con limón, decía que por eso conservaba la dentadura."



2º Libro - Choque de reyes:

*(Capítulo de Bran):

"Había pan negro, pastelillos de miel y galletas de avena; había nabos, guisantes y remolachas, alubias y calabazas, y grandes cebollas moradas; había manzanas asadas, tartas de arándanos y peras al vino. En todas las mesas, fuera cual fuera el rango de los comensales, se sirvieron grandes piezas de queso blanco, jarras de vino caliente y especiado, y cerveza otoñal bien fría."

*(Capítulo de Jon):

"«Así que éste es un salvaje.» Jon recordó las historias de la Vieja Tata acerca de aquellos seres brutales que bebían sangre en cráneos humanos. Craster estaba bebiendo una cerveza ligera y amarillenta en una jarra de piedra descascarillada."


5º Libro - Danza de dragones:

*(Capítulo de Tyrion):

"Aquella mañana comieron salchichas especiadas regadas con una cerveza tostada de bayas ahumadas. Los tintos de Dorne y las anguilas en gelatina les alegraron la tarde."


*(Capítulo de Davos):

"Hacia el otro lado, en una de las casas arracimadas (...) recordaba una cervecería donde servían su propia cerveza negra, tan espesa y sabrosa que un barril valdría su peso en oro."

*(Capítulo de Tyrion):

"— ¿Qué tal un poco de cerveza para pasarlo? —Mormont le tendió una jarra—. La mitad de Volantis se ha emborrachado ya; no veo por qué vas a ser menos. La cerveza era dulce y afrutada; Tyrion bebió un buen trago y soltó un alegre eructo. La jarra era de peble, muy pesada."


*(Capítulo de Theon):

"El desayuno de Theon fue una jarra de cerveza negra, turbia de levadura y tan densa que se podía masticar."


Pero también podemos encontrar críticas cuando la cerveza no es tan buena:


"—A Shagga no le gusta el agua sucia que tenéis aquí, así que se ve obligado a beber vuestra cerveza floja y vuestro vino amargo, y luego le duele la cabeza.

"— ¿Cómo os atrevéis a llamar cerveza a esto? —gritó un marinero tras ellos—. ¡Es una mierda! ¡Los meados de un mono sabrían mejor!"



Las imágenes que acompañan al post no pertenecen a cervezas reales, una lástima, pero sirven para dar rienda suelta a nuestra imaginación mientras esperamos a que alguien se anime a elaborar esa cerveza "tostada de bayas ahumadas".